Inicio Revista de prensa Noticias Al drama de las muertes de ancianos abandonados en las residencias, se...

Al drama de las muertes de ancianos abandonados en las residencias, se suma el esperpento de la clase política culpándose unos a otros

¿Qué ha pasado en las residencias de ancianos de España? Miles de ancianos abandonados a su suerte, sedados en sus habitaciones, sin atención médica y con protocolos aprobados no se sabe bien por quién, que impedían su traslado a hospitales, por un sistema de «triaje» inhumano y cruel.

Médicos Sin Fronteras recorrió más de 500 residencias, encontrando situaciones dantescas, como podéis leer a continuación:

Nadie niega ya el drama de las miles de muertes que podrían haberse evitado, pero ahora los políticos se dedican a culparse unos a otros de la tragedia. Nadie asume responsabilidades, solo señalan al otro.

Pablo Iglesias, por ejemplo, no sólo ha culpado a las comunidades gobernadas por el PP (especialmente a la Comunidad de Madrid y su presidenta, Ayuso), sino también a las propias residencias, a las que acusa de estar dirigidas por fondos buitres. Lo cual es falso, pues la gran mayoría del sector son negocios familiares, muy pequeños, e incluso algunas han gestionado la crisis tomando sus propias medidas a tiempo, por lo que no se han visto afectadas. Aquí podéis escuchar al presidente de la patronal de las residencias de ancianos, en una entrevista que pone los pelos de punta:

Por su parte, Ayuso y el PP culpan a Iglesias. Pero ayer la propia Díaz Ayuso, en una entrevista en directo en Tele 5, cometió el desliz de reconocer que la Comunidad es la responsable de las residencias de Madrid. A continuación podéis ver el vídeo donde la presidenta madrileña mete la pata, y la cara que se le queda al darse cuenta:

También ayer trascendían las instrucciones que José Manuel Franco, Delegado del Gobierno en Madrid, daba a sus alcaldes para culpar de todo el desastre al PP, creando una «narrativa», como se dice ahora, que exculpe al Gobierno central de la pésima gestión de la crisis.

Aunque la lucha se centra sobre todo en Madrid, son todas las comunidades autónomas las que están bajo sospecha, y a un observador no partidario de una facción u otra, más bien le queda la impresión de que es todo el sistema político el que ha fallado, dando una prueba más de su absoluta ineficacia para gestionar nada, independientemente del partido de turno que gobierne.

Y el mando único, que se aprobó el 19 de marzo, falló estrepitosamente en la coordinación, pues mientras en unas comunidades autónomas los hospitales estaban saturados, en otros quedaban cientos de camas libres. Con una bena coordinación podrían haberse salvado muchas vidas.

Mientras los ciudadanos asisten atónitos a este nuevo espectáculo dantesco de la clase política española, los familiares de los fallecidos, que en muchos casos no han podido despedirse de sus familiares y tan sólo han recibido una urna con sus cenizas, preparan un aluvión de demandas, contra el gobierno central (que asumió el mando único de la sanidad en marzo, en concreto las residencias quedaron bajo el mando del vicepresidente, Pablo Iglesias) y los responsables autonómicos (pues las residencias dependen en principio del área de sanidad de cada comunidad autónoma).

Y no solo los políticos juegan a señalarse unos a otros, también los medios de comunicación -correas de transmisión de esos mismos partidos-, señalan como responsable al grupo político «enemigo», demostrando con su actitud que en España no hay libertad de prensa, ni afán de investigar ni de conocer la verdad. La prensa, una vez más, falla estrepitosamente en su supuesta labor de mantener al público informado sobre lo que ocurre. Pura propaganda. Las responsabilidades tendrán que ser dilucidadas por los tribunales. ¿Podrán actuar con independencia, o sucumbirán, como tantas veces, a las presiones políticas?

Entre tanto, una ciudadanía cada vez más harta de su clase política, ensaya nuevas vías de movilización y protesta, al margen de los partidos. ¿Despertará la sociedad civil? ¿Habrá justicia para las víctimas y familiares de la pandemia?

Recuerda que puedes enviarnos tu testimonio de lo que está pasando con el Covid-19 a través de WhatsApp al número:
+44 756 463 9661

También puedes formar parte de nuestro canal de Telegram entrando en el siguiente enlace: https://t.me/cuentatucaso

¿Tú que opinas? Deja tu opinión en los comentarios, será bienvenida.

Gracias por compartir.

¿Te ha gustado? Apóyanos en Patreon.

Dejar respuesta

Comenta aquí
Nombre

¿Te ha gustado? Apóyanos en Patreon.