Inicio Inicio Queremos Saber CRÓNICAS DE UNA CONDENA A MUERTE

CRÓNICAS DE UNA CONDENA A MUERTE

Nos envían este testimonio muy interesante sobre lo ocurrido en una residencia de ancianos, algo extrapolable al resto:

Me voy a presentar, soy un ciudadano que trabaja como auxiliar de geriatría. Mi experiencia como ultimo eslabón en el cuidado de personas mayores es esta. Separo mi historia en dos fases, y al final diré mis conclusiones.

CRÓNICAS DE UNA CONDENA A MUERTE | Cuenta Tu Caso


PRIMERA OLA. (O MALA GESTIÓN). Este año me incorpore a una residencia el 03/03/2020 como auxiliar de enfermería, como es normal en esta profesión, el ir de residencia en residencia, ya que es así hasta tener la suerte de que te hagan fijo. Estaba realizando mi trabajo normalmente, con un cierto resquemor por las noticias llegadas de Italia, nada según nuestros gobernantes. De repente se decretó un estado de alarma, 14/03/2020. Pero las visitas a residencias no fuero prohibidas hasta el 19/03/2020. Así que al saber que iban a ser cerradas se llenaron de visitantes como es lógico. Tras ese día comenzó la pesadilla. El virus ya estaba aquí. Se terminaron de golpe los EPIS, y tuvimos que fabricarlos con lo que teníamos a mano, y nos proporcionaban personas anónimas, ya que el gobierno no había hecho previsión. Fue como siempre la sociedad civil la que puso en marcha su propio plan de ayuda. (Trajes de fitosanitarios de los agricultores, mascarillas de trapo de costureras locales, guantes donados por mecánicos, tatuadores, cooperativas y de fregar.)

CRÓNICAS DE UNA CONDENA A MUERTE | Cuenta Tu Caso

MUCHÍSIMAS GRACIAS A TODOS ELLOS, YA QUE EL PUEBLO FUE QUIEN VINO AL RESCATE, COMO SIEMPRE, NO LA CLASE POLÍTICA, QUE SE ESCONDIÓ, CON TODA SU CARA DURA Y SIN PERDER NI UNO DE SUS PRIVILEGIOS. Las bolsas de basura y la cinta americana, también fueron aliados en la fabricación de trajes para enfrentarnos a lo desconocido. Ahora empieza lo peor. Los residentes si saber como ni porque, empiezan a enfermar, como dice el protocolo llamamos a los centros de salud y teléfonos de Emergencias 061 y 112. Y la respuestas eran siempre la misma. No podemos ir. Atenderlos ustedes, ¿De que medicación disponen? Las residencias no son centros de salud ni están preparadas para atender enfermos. Son casas, hogares, un lugar donde acabar una vida dignamente. Darles calmantes, ibuprofeno, paracetamol. NADA, ESO NO ES NADA. Personas que estaban bien, fuimos testigos de como enfrentaban y morían sin tener atención adecuada. No se de quien fue la brillante idea de que no fuesen atendidos pero esos cerebros retorcidos, DEBERÁN PAGAR POR ELLO. Luego empezaron a caer trabajadores por las mediadas de protección de las que disponíamos. Yo fui uno de los que se contagio. Y no voy a contar el calvario que pase, también por falta de atención médica. Esa es otra historia. Diré lo que me encontré a mi regreso al centro, tras un mes de baja.

CRÓNICAS DE UNA CONDENA A MUERTE | Cuenta Tu Caso

Habían medicalizado la residencia, las autonomías se habían hecho cargo de ellas, pero ya eran 30 los fallecidos, muy tarde para ellos, se hizo una zona de contagiados y otra de no contagiados y a cargo de ellos estaba un médico internista, que impuso unos protocolos y atendió personalmente a los enfermos. Desde ese momento, empezaron a recuperarse como por arte de magia, gracias a ese médico que hizo que siguieran disfrutando de la vida a muchas personas. GRACIAS. El día 22/06/2020 se anuló el estado de alarma y como durante el estado de alarma no se podían despedir a gente, lo que hicieron fue que a quien se le acaba el contrato no se le renovó, otra vez me tocó a mi. No hay problema solo somos RECURSOS humanos. A buscar y a ir a trabajar a otra residencia. El 05/08/2020 me incorporo en otra residencia, en esta residencia en la primera ola no hubo casos.

Villancico del abuelo


Llegó octubre y la segunda ola. Tras saber lo ocurrido los residentes temían por su vida y el miedo se apodera de ellos, se prohíben las visitas, los medios de comunicación, a las órdenes del estado, culpando a jóvenes y ciudadanos de la calle, residentes asustados y encerrados en sus habitaciones sin saber porque. Una historia de terror, mayor que cualquier ficción. Pero paso una cosa muy curiosa. Ya no morían los usuarios, ya que los que estaban mas graves fueron derivados al hospital y los que estaban mejor fueron atendidos por nosotros en el centro, murieron 4 personas lo normal en ese periodo de tiempo y con epidemia.

CRÓNICAS DE UNA CONDENA A MUERTE | Cuenta Tu Caso


CONCLUSIÓN. Las personas que fallecieron en las residencias no fue por el virus, fue por el abandono y falta de atención sanitaria, no se exactamente quienes fueron los responsables, pero si que la clase política se escondió, barrió para fuera y limpió sus platos sucios. TODOS, TANTO GOBIERNO COMO OPOSICIÓN. Por eso yo culpo a todo este estado partidocrático. Les deseo solo una cosa, que la gente no olvide y que cuando les pidan el VOTO, que es para lo único que nos quieren, que hagan lo que nos han dicho durante este año. QUÉDATE EN CASA (O rompe tu voto en la urna). URNAS VACÍAS. Es a lo único que temen estos MISERABLES.

Recuerda que puedes enviarnos tu testimonio de lo que está pasando con el Covid-19 a través de WhatsApp al número:
+44 756 463 9661

También puedes formar parte de nuestro canal de Telegram entrando en el siguiente enlace: https://t.me/cuentatucaso

¿Tú que opinas? Deja tu opinión en los comentarios, será bienvenida.

Gracias por compartir.

Testimonio verificado

Dejar respuesta

Comenta aquí
Nombre