Inicio Revista de prensa Opinión DE SIERVO A AMO: ANCIANOS, CORONAVIRUS Y REPRESENTACION POLITICA

DE SIERVO A AMO: ANCIANOS, CORONAVIRUS Y REPRESENTACION POLITICA

Por Manuel Bajo:

Confieso que cuando os veo implorar al Gobierno una pensión de jubilación ajustada al IPC, pienso que os merecéis el maltrato que soportáis de ese Gobierno por la condición de siervos que adoptáis.

Confieso que lo que ha pasado en las residencias de ancianos y el coronavirus con la muerte de tantos mayores y la discriminación por edad en el acceso al tratamiento médico, me subleva. Me encoleriza.
Y si pienso en que vivistéis la guerra, soportásteis la posguerra, os dejásteis la piel en el trabajo y gracias a muchos de vosotros la crisis del 2008 fue llevadera para muchos de vuestros hijos y nietos, no puedo por menos de rebelarme contra el nuevo sacrificio que la pandemia os ha traído y que el Gobierno de turno incrementa.
Y no puedo por menos que deciros que de esa situación sois responsables vosotros y del resto de la sociedad civil española por no comprender la diferencia entre ser siervo o amo y qué hacer para ser dueños de nuestra vida.
Cuando votas en este régimen político instituyes amo al que luego suplicas una pensión digna. Y cuando imploras me sublevo. Cuando podría ser, si comprendieras lo que a continuación te digo, que al votar nombraras a quien ha de servirte y obedecer tus mandatos. De siervo a señor, a amo, a dueño de tu vida.
Para ello hay que cambiar el sistema electoral de forma que no sean los partidos políticos los que te den elegido en sus listas a tus amos, sino que en nuestro barrio elijamos a un representante, al mejor, al más preparado, al más capaz. Y que ese representante este controlado por quien le votamos, al que le mandemos lo que tiene que hacer – es nuestro representante, nuestro servidor- y si no lo hace, los,que le votamos le mandamos a su casa.
Pero mientras no peleamos por ese cambio necesario, disponte a llorarle al amo que te conceda lo que él quiera, a soportar su arbitraria eutanasia y lo que se avecina una reducción drástica de las pensiones, mientras a los que lloras seguirán con sus sueldos, pensiones y demás privilegios intactos.
El día que dejes de manifestarte llorando al amo y decidas no votar exigiendo un cambio electoral, la separación de poderes y, en consecuencia, la democracia que no vino a la muerte de Franco, tendremos la oportunidad de dejar de ser siervos de unos sujetos pestilentes y convertirnos en dueños de nuestra vida.
Esto que es válido para los mayores, lo es para el resto de los españoles que no dejan de llorar a un INCOMPETENTE Gobierno en manifestaciones impotentes, en huelgas manejadas por sus socios sindicalistas y en protestas sin fin.
El día que masivamente nos organicemos para no votar en este estercolero político, tendremos la oportunidad de tener una vida emocionada y digna.

A mi querida madre que tiene 94 años y que de momento está preservada del coronavirus, pero no así del virus aún más peligroso que es el Gobierno y el régimen. Son mortales para la vida humana libre, digna y emocionada.

Dejar respuesta

Comenta aquí
Nombre