Inicio Inicio Queremos Saber ¿Es el miedo un arma política?

¿Es el miedo un arma política?

La doctora Chinda Brandolino nos regala en este video un alegato para la libertad, poniendo el foco en el uso político de la pandemia del Covid-19. El video es de Julio de 2020, muy actual.

¿Caminamos hacia un estado total con la excusa del coronavirus, y el miedo forma parte fundamental para conseguirlo?

El miedo es una característica inherente a la sociedad humana: está en la base de su sistema educativo​ (que, como expuso de manera radical Skinner, en buena medida se define por el esquema básico del premio y del castigo) y es un pilar del proceso socializador.​ Buena parte del sistema normativo se fundamenta en el miedo, como muestra el Derecho Penal.

Desde el ámbito de la sociología el miedo se ha identificado como una de las características de la sociedad postmoderna. Ulrich Beck la denomina risikogesellschaft (sociedad del riesgo) en la medida en que es ahora el momento en que por primera vez la especie humana se enfrenta a la posibilidad de su propia destrucción y extinción.

El miedo es la «perturbación angustiosa del ánimo por un riesgo o daño real o imaginario».

Desde el punto de vista social y cultural, el miedo puede formar parte del carácter de la persona o de la organización social. Se puede por tanto aprender a temer objetos o contextos, y también se puede aprender a no temerlos, se relaciona de manera compleja con otros sentimientos (miedo al miedo, miedo al amor, miedo a la muerte, miedo al ridículo) y guarda estrecha relación con los distintos elementos de la cultura.

El miedo político ha sido un concepto examinado por casi más de dos milenios que lleva de existencia la filosofía. Desde Aristóteles hasta Hobbes, pasando por las más variadas perspectivas, como la de Montesquieu o la de Tocqueville, todos han visto en el miedo una variable importante de la vida social y política de un Estado o ciudad. En este sentido, el libro de C. Robin intenta resumir, analizar y explicar el papel del miedo —tanto interno como externo— como posibilidad de renovación, pero también como instrumento de adoctrinamiento interno. El miedo, como lo imaginamos, conduce voluntariamente al sujeto a la apacible tranquilidad de la vida, pero lo obliga a renunciar a ciertas actitudes de resistencia (pasividad). La pregunta subyacente a lo largo de la siguiente reseña versa en la necesidad de comprender el miedo: ¿como un instrumento de dominación que conlleva a la desconfianza y reclusión?, ¿o como una forma de lograr la estabilidad? El miedo político ¿es conservador o disparador?

Una sociedad con miedo es susceptible de ser dominada según los intereses de una aristocracia y no de la mayoría. Por lo tanto, es imposible hablar de un miedo democrático, ningún miedo para Robin puede ser democrático, ya que implica sumisión ciega y exclusión. El miedo nace cuando las cosas que hemos aprendido a valorar parecen estar en peligro o en camino a su destrucción (injusticia).

Recuerda que puedes enviarnos tu testimonio de lo que está pasando con el Covid-19 a través de WhatsApp al número:
+44 756 463 9661

También puedes formar parte de nuestro canal de Telegram entrando en el siguiente enlace: https://t.me/cuentatucaso

¿Tú que opinas? Deja tu opinión en los comentarios, será bienvenida.

Gracias por compartir.

Testimonio verificado
¿Te ha gustado? Apóyanos en Patreon.

Dejar respuesta

Comenta aquí
Nombre

¿Te ha gustado? Apóyanos en Patreon.