Inicio Revista de prensa Noticias La Generalidad compró hospitales hinchables a precios desorbitados tras descartar los del...

La Generalidad compró hospitales hinchables a precios desorbitados tras descartar los del Ejército y la Guardia Civil

Redacción cuentatucaso.com

La Generalitat de Cataluña compró hospitales de campaña después de bloquear los que el Ejército y la Guardia Civil montaron. El 16 de abril según la documentación en poder de El Confidencial, el gerente del SEM, Antoni Encinas, adjudicaba a dedo un contrato a la compañía Dropscom Studio para la compra de 25 puestos médicos avanzados (PMA) del modelo Premium 35. Estos modelos tienen una capacidad de 8 a 10 camillas. Se trata de modelos de tiendas de campaña hinchables con poca capacidad, pero a un precio que corta la respiración: casi a 20.000 euros por tienda de campaña. Ese mismo día, compraba otros dos «hospitales de campaña» (así figura en la resolución del SEM y en el contrato) a la misma empresa, pero del modelo Premium 50. Este modelo de hinchable tiene 50 metros cuadrados, pero puede albergar de 12 a 14 camas.

Estos dos hospitales costaron al erario público 59.870,80 euros, y finalmente no fueron instalados.

l 7 de abril, el Gobierno de Cataluña, de la mano de la Consejera de Salud de la Generalidad, Alba Vergés, descartó abrir el hospital de campaña en Sant Andreu de la Barca (Barcelona), montado por la Guardia Civil, porque no “cumple con las necesidades que tiene hoy el sistema de salud del municipio”. Vergés destacó que “es importante trabajar las cosas bien y, sobre todo, según las necesidades del sistema de salud». El mismo motivo esgrimió una semana antes para justificar que no se abriría el hospital de campaña impulsado por el Ejército en Sabadell, pero que finalmente se pondría en marcha el 10 de abril.

La hostilidad mostrada por el Govern de Cataluña para construir hospitales de campaña avalados por la misma Organización Mundial de la Salud (OMS), como así ocurrió el 29 de marzo con el hospital de campaña de Sant Andreu de la Barca, es incongruente con la compra de hospitales de campaña de baja calidad a precios desorbitados. Estos precios unidos a la gestión autónoma del Gobierno de Cataluña, invita a pensar que fue una compra interesada desde un punto de vista económico y particular, que choca con el interés público en esta crisis sanitaria.

¿Te ha gustado? Apóyanos en Patreon.

Dejar respuesta

Comenta aquí
Nombre

¿Te ha gustado? Apóyanos en Patreon.