Inicio Inicio Queremos Saber ¿Vivimos ya en un estado policial?

¿Vivimos ya en un estado policial?

Un Estado policial es un Estado donde el gobierno mantiene un estricto control sobre la sociedad, particularmente a través de la supresión de las libertades civiles y a menudo mediante una fuerza de policía secreta y un gran despliegue e inversión en mecanismos de vigilancia. Esto implica que el control por el gobierno contradice la voluntad de los individuos que están siendo controlados. Así, un Estado policial es inherentemente antidemocrático y es similar a la ley marcial (estado de alarma normalizado por la pandemia).

En la literatura, el mejor ejemplo de Estado policial es el que se plantea en la novela de George Orwell 1984, que describe un régimen totalitario que utiliza la excusa de guerra constante, (aquí podemos ver una clara similitud con el estado de alarma indefinido usado como excusa del covid-19 y prorrogado una y otra vez por el gobierno de Pedro Sanchez) para permitir que la policía (hemos visto un número ingente de multa ilegales por «salir de casa sin el permiso del gobierno») y las cámaras de seguridad controlen a toda la población (en España también hemos observado la proliferación de la «policía de balcón», gentes que desde sus casas han proferido insultos a aquellos que se atrevían a romper con el cerco habitacional en el que se veía sumido el ciudadano español).

Otro ejemplo de estado policial es el presentado en la novela gráfica V for Vendetta, escrita por Alan Moore, claramente influida por la obra de Orwell. Allí se presenta un gobierno británico que controla a la población mediante una estricta vigilancia utilizando prácticamente los mismos métodos que en 1984. En V for Vendetta se tratan elementos fundamentales como la constitución de la autoridad, la eliminación de las oposiciones (atribuir el apelativo de extrema derecha a todo el que difiera de la versión oficial que el gobierno ha impuesto como «verdad» a través de sus múltiples mecanismos de coherción mediática: Newtral, Maldito Bulo, y la creciente censura en redes sociales eliminando todo artículo o video que atente contra «su verdad») y diferencias y la manipulación mediática (medios de comunicación mayoritariamente comprados por el estado de partidos español).

Ejemplos de estados policiales podrían encontrarse en la Alemania durante el nazismo, en la Unión Soviética bajo el régimen comunista de Stalin y sus sucesores, en Yugoslavia durante la dictadura de Tito, en la Alemania del Este donde se creó la Stasi, (Ministerio para la seguridad del estado) copiando así el modelo de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas para controlar a todos los ciudadanos, en España durante el franquismo, así mismo se estableció un Estado policial en Argentina a través de la ley Orgánica para la Policía Federal a través del decreto 333 durante la dictadura de Pedro Eugenio Aramburu, entonces presidente de facto, montándose un estado policial a través de las agencias de control social.​

En la actualidad Estados Policiales se pueden considerar los siguientes (por su restricción al uso del internet o al uso de teléfonos móviles o que el servicio de internet es un intranet controlado por el estado.

  1. República Popular China
  2. República Popular Democrática de Corea
  3. República de Cuba
  4. República de Turquía
  5. Federación de Rusia
  6. República Islámica de Irán
  7. República de Nicaragua
  8. República Bolivariana de Venezuela
  9. ¿España?

Similar a la perspectiva de Orwell el Estado policial ejerce sobre la población ubicada en el territorio sobre el que tiene jurisdicción, y que la diferencia radica sólo en el grado de invasión a las libertades, donde además esto es difícil de definir, puesto que todos los Estados vigilan secretamente a toda su población -o públicamente pero bajo el convencimiento y aprobación civil de que están siendo protegidos por su propio bien- en la medida de sus recursos o de los intereses que protegen. Y precisamente debido al hecho de que es secreto o maquillado, no se conocen completamente la magnitud del hecho ni las intenciones reales detrás de todo el aparato de vigilancia.

Recuerda que puedes enviarnos tu testimonio de lo que está pasando con el Covid-19 a través de WhatsApp al número:
+44 756 463 9661

También puedes formar parte de nuestro canal de Telegram entrando en el siguiente enlace: https://t.me/cuentatucaso

¿Tú que opinas? Deja tu opinión en los comentarios, será bienvenida.

Gracias por compartir.

Testimonio verificado

Dejar respuesta

Comenta aquí
Nombre